¿Es amor o ilusión? Parte VIII

S/.2.00

Que alguien le pida sexo a su pareja no es ninguna prueba del amor. Por eso mencioné que es la “mal llamada” prueba del amor. En realidad, debería llamarse prueba de la pasión, del deseo, del interés o de la obsesión ¡Pero no prueba del amor! ¿Por qué no prueba del amor? Porque el verdadero amor todo lo espera. Quien sabe amar sabe esperar porque el amor es la única fuerza o sentimiento que es capaz de lograr cualquier hazaña por más grande que esta sea o difícil que parezca. ¿Puedes tú esperar hasta el matrimonio para recién tener relaciones sexuales con la persona que dices amar? Si amas de verdad, podrás lograrlo, pero si solo estás ilusionado y estás controlado por las pasiones y los deseos que en tu vida son más fuertes que un amor puro y verdadero entonces no sólo te parecerá difícil sino hasta imposible lograrlo. La ilusión es capaz de destruir porque sólo busca satisfacer su propio gusto y satisfacer sus deseos carnales.

Cantidad

El VERDADERO AMOR TODO LO ESPERA

¡Cuidado con el pirañón!

 

“DAME LA PRUEBA DE TU AMOR”

Hoy en día es muy conocida la mal llamada “Prueba del amor”. Consiste en la petición que le hace un hombre a su novia o enamorada de tener relaciones sexuales antes de casarse. También existen jovencitas que hacen esta proposición a su enamorado, pero en menos proporción. En quince años trabajando con la juventud, sólo son tres los jóvenes que me contaron que su novia les había pedido tener relaciones sexuales y yo me sentí alegre y admirado al saber que ellos valientemente habían respondido que “no”, porque querían vivir en pureza y siendo fieles a Dios. ¡Es tiempo que todos los jóvenes conozcan que la vida sin pureza no se disfruta! Para poder ser felices, Dios nos mandó llegar puros y vírgenes hasta el matrimonio.

Que alguien le pida sexo a su pareja no es ninguna prueba del amor. Por eso mencioné que es la “mal llamada” prueba del amor. En realidad, debería llamarse prueba de la pasión, del deseo, del interés o de la obsesión ¡Pero no prueba del amor! ¿Por qué no prueba del amor? Porque el verdadero amor todo lo espera. Quien sabe amar sabe esperar porque el amor es la única fuerza o sentimiento que es capaz de lograr cualquier hazaña por más grande que esta sea o difícil que parezca. ¿Puedes tú esperar hasta el matrimonio para recién tener relaciones sexuales con la persona que dices amar? Si amas de verdad, podrás lograrlo, pero si solo estás ilusionado y estás controlado por las pasiones y los deseos que en tu vida son más fuertes que un amor puro y verdadero entonces no sólo te parecerá difícil sino hasta imposible lograrlo. La ilusión es capaz de destruir porque sólo busca satisfacer su propio gusto y satisfacer sus deseos carnales.

Algunos jóvenes son tan ciegos y egoístas buscando sólo su propia satisfacción y placer, que cuando una chica valiente y pura se niega a tener relaciones sexuales con ellos, todavía amenazan diciéndole: “Si no me das la prueba de tu amor, terminamos”, ¡Como si fueran buena merca y diera pena perdérselos! Si estos jóvenes fueran inteligentes y amaran de verdad a su pareja, en vez de amenazarlas con terminar, al contrario las habrían felicitado por sus principios y valores, y les habrían dicho: “Ahora te amo más que antes porque me acabas de demostrar que eres una mujer pura y diferente y que contigo voy a ser muy feliz”, pero al decir que la van a dejar por no ceder, sólo están desenmascarando sus verdaderas y malas intenciones por las que quisieron estar con esa chica: por sexo. Les recomiendo a las señoritas, si te toca alguien así, que no permitas que él termine contigo. Más bien dile: “Un momento Pirañón, tú no vas a terminar conmigo, no te lo voy a permitir. Soy yo la que va a tener el tremendo honor, orgullo, privilegio, honra y dicha de terminar con semejante mentiroso y cobarde que no sabe respetar a una mujer y que sólo está con ella por su cuerpo y no por que la ama de verdad. Por culpa de hombres como tú hay tantas señoritas que abortan, madres solteras, y chicas sufriendo grandemente por una decepción. No es motivo de tristeza perderte, al contrario, hoy marcaré este día en mi calendario como uno de los días más felices de mi vida. Y te aclaro que tú no me dejas a mi: ¡Soy yo la que te deja a ti!”.

Si hoy día muchas señoritas aprendieran que llevar una vida con principios y de obediencia a Dios nos lleva a la felicidad, habría muchas menos mujeres que abortan o que quedan como madres solteras. Cuánta verdad tiene la Biblia cuando dice: “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”. Salmos 119:9.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “¿Es amor o ilusión? Parte VIII”

Categoría: