¿Es amor o ilusión? Parte II

S/.2.00

¿CÓMO CONSERVAR EL TRATO AMABLE DE ENAMORADOS SIENDO YA CASADOS?
Algunos dicen “Ojalá tengas suerte en el matrimonio y te toque un buen hombre” (o una buena mujer). ¡Que error para más grande! La felicidad en el matrimonio no es cuestión de suerte sino de decisión. Tienes que decidir esforzarte para poder mantenerte feliz. Debes decidir ser tolerante, ceder en algunos casos y no querer tener siempre la razón. Debes decidir que perdonarás los errores de tu pareja y no los criticarás duramente guardando rencor, porque todos somos humanos y nadie es perfecto, aunque sí queremos cada día perfeccionarnos más.

¿Quieres saber si tu pareja te ama de verdad? Lo descubrirás en el trato que tenga contigo. Si es amable y bondadoso después de conocerte varios meses o años, entonces sí te ama, porque, recordemos, la Biblia dice que el amor verdadero es Benigno.

Cantidad

Sí es posible ahora tener jóvenes que sean amables en su trato hacia su pareja no solo en la etapa de enamorados sino aún ya casados. Recuerdo aquella tarde en la que una pareja de ancianos que pasaban los 75 años de edad, caminaban tomados de la mano frente a la vereda de mi casa. ¡Quedé estupefacto! ¡No podía creer lo que veía! Así que decidí mirarlos más tiempo. En eso el viejito bajo de la vereda para ayudar a cruzar a su amada y dulce esposa. Le ofreció su mano derecha para ayudarla a bajar. Una vez los dos abajo, extendió su codo y ella, como sintiéndose protegida puso su mano en el codo de su esposo. Los dos cruzaron lentamente la calle. Al llegar a la otra vereda, el ancianito subió primero, le extendió la mano, ella lo tomó y con su ayuda subió. Seguidamente, él la hizo pasar para el lado de la pared y le extendió nuevamente el codo. Ella lo tomó y siguieron su camino felices y contentos.

¡Yo estaba admirado! Como les digo, antes había visto muchos esposos tipo desfile militar, de aquellos que se aman solo de solteros y son muy bondadosos -claro que eso no fue amor, solo ilusión- ¡Pero lo de estos viejitos me había asombrado muchísimo! ¿Se podrá conservar un trato amable y bondadoso hacia tu pareja aunque pasen los años? ¡Claro que sí! Cuando es amor verdadero lo que sienten sí se puede y estos ancianitos me lo habían demostrado. Por cierto, pasaron dos semanas más y volví a ver a este anciano, pero ahora solo. Me acerqué a él, le dije lo que había visto y lo felicité. Él me compartió con orgullo que tenía ¡más de 50 años de casados! ¡Qué gran ejemplo para las parejas de hoy que todavía no se casan pero ya piensan en el divorcio! Muchos dicen: “Si me va mal, me divorcio” ¡Y cómo no te va a ir mal, si el que está mal es tu corazón! El que se casa pensando en el divorcio, no se casa por amor, solo está ilusionado. El que ama de verdad diría: “Me caso contigo así después descubra tus defectos. No me divorciaré sino que con paciencia y amor trataré de ayudarte a ser cada día mejor. Así descubra que tus ronquidos despiertan a los vecinos, que te pones las mismas medias una semana, que lo único que sabes cocinar es arroz con pollo “estafado” o que tu arroz chaufa parece “arroz champa” ¡No me divorciaré! Mi amor por ti es más grande que nuestros problemas y te ayudaré a ser cada día mejor!”

¿CÓMO CONSERVAR EL TRATO AMABLE DE ENAMORADOS SIENDO YA CASADOS?
Algunos dicen “Ojalá tengas suerte en el matrimonio y te toque un buen hombre” (o una buena mujer). ¡Que error para más grande! La felicidad en el matrimonio no es cuestión de suerte sino de decisión. Tienes que decidir esforzarte para poder mantenerte feliz. Debes decidir ser tolerante, ceder en algunos casos y no querer tener siempre la razón. Debes decidir que perdonarás los errores de tu pareja y no los criticarás duramente guardando rencor, porque todos somos humanos y nadie es perfecto, aunque sí queremos cada día perfeccionarnos más.

¿Acaso decimos lo mismo cuando damos un examen? “¿Ojalá tenga suerte y apruebe?” ¡Claro que no! Sabemos que el que se esforzó estudiando aprobará y el que no se esforzó saldrá mal, porque la suerte no tiene nada que ver en este asunto. El problema hoy es que la mayoría de parejas se prepara para su boda (la que dura una noche) pero no para su matrimonio (que dura toda su vida).

¿Quieres saber si tu pareja te ama de verdad? Lo descubrirás en el trato que tenga contigo. Si es amable y bondadoso después de conocerte varios meses o años, entonces sí te ama, porque, recordemos, la Biblia dice que el amor verdadero es Benigno.

A decir verdad, yo encuentro solo una forma de mantener el trato amable que tienen los jóvenes en la etapa de enamorados también en su etapa de casados: Tener a Jesucristo en el corazón y estar decidido a obedecerlo.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.

Sé el primero en valorar “¿Es amor o ilusión? Parte II”

Categoría: