Un día Juan que es un joven cristiano le dice a su amiga:

– Mariela, ¡Te invito a la iglesia!

– ¡No! Que aburrido – es su respuesta.

En otra oportunidad Juan le dice a un compañero: Cristo te ama, recíbelo en tu corazón y entrégale tu vida.

– No, porque si me entrego a Cristo -le responde- ya no me voy a poder divertir.

¡Que error más grande! ¡Cuán equivocados estamos si creemos que aceptar a Cristo y vivir con él es muy aburrido porque ya no nos vamos a poder divertir! ¡Al contrario! vivir con Jesús es muy alegre, muy feliz, muy gozoso y muy divertido. Te lo digo por experiencia, desde que a mis 14 años le rendí mi vida a Jesucristo, mi vida ha sido y es muy linda ¡Gracias a Dios!

Muchos jóvenes tienen el concepto de que la diversión se encuentra en las fiestas y bailes de este mundo, sin embargo abriendo bien nuestros ojos a la realidad vemos que muchas señoritas han sido dormidas con una pastilla en estas fiestas, y en vez de diversión han encontrado una violación y un embarazo no deseado. En otros casos, los jóvenes han salido en estado de ebriedad, peleando, y cortándose el cuerpo por el exceso de licor, y otros, han encontrado la muerte en las pistas al conducir su auto totalmente ebrios. Yo te pregunto joven ¿Es esto diversión?

Las fiestas de este mundo nunca traerán la paz que necesitamos, nunca solucionarán nuestros problemas, nos brindarán una “diversión” solo temporal y muy breve, pero al terminar la fiesta los jóvenes vuelven a su rutina y los problemas y el vacío de su corazón continúan ¡Que terrible!

Los jóvenes cristianos no somos ABURRIDOS, nos divertimos mucho. Hemos encontrado en Cristo la paz, la alegría (no temporal sino permanente) y la salvación. Somos felices !Muy dichosos!

Otros piensan que la diversión se encuentra en las drogas ¡Fuma para que te sientas tranquilo!, ¡Drógate y vuela para que te olvides de tus problemas y seas feliz! Mentira Yo no conozco ningún drogadicto que sea feliz, todos los que he visto son muy infelices y desdichados. Los jóvenes cristianos no necesitamos ninguna droga para sentirnos tranquilos y olvidar nuestros problemas. Tenemos a ¡Jesucristo!, algunos jóvenes dicen: “Mi droga es Jesucristo”, pero verdaderamente Jesús no es ninguna droga ¡Es mucho más! ¿Por qué? por que las drogas te producen un efecto pasajero y corto. Y Jesús te da una paz continua, todos los días. El dice: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo”. (Juan 14:27).

Y otros jóvenes creen que la diversión está en beber licor y cerveza, dicen que así la vida es más rica. Esto es otra farsa. ¡La vida es más rica con Cristo en nuestro corazón! Una vez me invitaron a una fiesta no cristiana, le respondí:

– “Yo no voy porque soy un joven de Cristo”.

– ¡No sabes lo que te pierdes! – me dijeron. Y se fueron a su fiesta.

Me dejaron pensativo. Y me puse a pensar en lo que me “perdía” saqué mis cuentas: Me estaba perdiendo malgastar mi dinero en cerveza, me estaba perdiendo un fuerte dolor de estómago al vomitar por mucho beber, me estaba perdiendo el exponerme a ser herido por un posible pleito, me estaba perdiendo no comprar cosas necesarias como libros o ropa, etc. ¡Que bueno que me perdí todo eso! Eso me alegró mucho. ¡Eso no es diversión!

Los jóvenes cristianos no somos aburridos somos ¡Dichosos! Si tú eres un joven que va a la iglesia pero sientes que te estás “Perdiendo muchas diversiones” al ver a tus amigos inconversos “Divertirse”, entonces no eres un (a) joven cristiano(a). Eres un joven religioso. Hay todavía áreas en tu vida que no le has rendido a Cristo. ¡Acéptalo hoy! Entrégate completamente a Él. Solo así podrás ser un joven feliz, ríndele todo tu ser. Solo Dios hace al hombre feliz. Jesús dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. (Mateo 11:28).

 

Así que no nos vengan con el cuento de que “no sabes lo que te pierdes”. Demostremos que en Cristo lo tenemos todo y en vez de que nos ganen para el mundo. Nosotros ¡Ganémoslos para Cristo! Somos bendecidos. La verdadera diversión y felicidad no está en los bailes, la cerveza, la droga, el sexo, el dinero, la fama ni nada que este mundo nos ofrezca. Está únicamente en Jesucristo ¿Qué esperas? ¿Ya lo comprobaste? Si todavía no lo has hecho ¡Hazlo ahora! ¿Qué esperas? Jesucristo te ama !Acéptalo!

 

 

  1. “VIVE LA VIDA, NO DEJES QUE LA VIDA TE VIVA”.- A veces pensamos que vivir la vida es disfrutar de los placeres de este mundo, pero eso no es vivir la vida, ¡Eso es desperdiciar la vida! Si de verdad quieres vivir la vida, entrégale tu corazón a Cristo y ¡Vive la vida ! La señora que popularizó esta frase intentó suicidarse tomando demasiados tranquilizantes al atravesar un juicio familiar; demostrando así que el que vive para las cosas de este mundo realmente NO VIVE LA VIDA.
  2. QUE EL DINERO TE HACE FELIZ.- Pero hay muchos millonarios que son infelices y darían todo su dinero por tener la paz que los cristianos tenemos. ¡Dios les da paz gratis si se arrepienten de todo corazón de sus pecados! ¡La felicidad verdadera sólo está en Cristo!
  3. QUE ACA EN PERÚ ¿QUÉ CERVEZA TOMAN?.- Acá en Perú no todos somos bebedores sociales ni alcohólicos. Acá en Perú habemos jóvenes y adultos entregados a Cristo que bebemos del agua viva que sacia el corazón y calma la sed. Cristo Jesús dice: “Más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”. (San Juan 4:14).
  4. QUE “LA DIVERSION COMIENZA CON C… ¿CERVEZA?.- Los hechos nos demuestran lo contrario. En lugar de diversión la destrucción comienza con el licor y la cerveza: La destrucción de hogares, de despidos laborales, la destrucción de la paz familiar e interior de la vida ¿Sabes algo? “La diversión comienza con Jesucristo cuando le recibes y obedeces.

 

  1. ¿Cómo puedo entregarme a Cristo?

Mediante una oración sincera y de fe. Esta oración la puedes hacer en un templo o en tu cuarto, pero tendrás que dar testimonio público de que ahora has aceptado a Cristo y vives para obedecerle. Una oración guía de arrepentimiento puede ser: “Señor Jesús, reconozco que soy pecador y que he hecho muchas cosas malas delante de ti. Me arrepiento de todo corazón y te pido que me perdones y me laves de todo pecado con la sangre que derramaste por mí en la cruz del calvario. Te entrego mi corazón y te pido que me ayudes a ser obediente a ti y a vencer toda tentación, te lo pido con todo mi corazón”. Amén.

2. ¿Cómo puedo vencer las tentaciones de este mundo?

En primer lugar nadie puede vencer las tentaciones por sí solo. Necesitamos pedirle a Dios que nos ayude a vencerlas, tenemos que orar pidiéndole fortaleza espiritual y diciéndole que le amamos de verdad y no queremos pecar contra él. Jesús nos dejó esta palabra: “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil”. (Mateo 26:41). Muchos sólo hemos tomado en cuenta la última frase “La carne es débil”, para justificar nuestro pecado, y no hemos dado importancia a lo principal “Velad y orad”. Siempre estamos velando en la oración (constante) el Señor nos ayudará a vencer toda tentación y nos dará la salida. (1 Cor. 10:13).

 

¿Tienes preguntas? Escríbenos a:
E-mail: victor.zafra@.hotmail.com
Envíanos tu e-mail para poder responderte. ¡Que Dios siga bendiciéndote!